Contaminación Ambiental y Cáncer

contaminacionLa contaminación ambiental empieza a convertirse en un factor determinante, según cada vez más investigaciones, particularmente en el caso del cáncer de mama, próstata y testículos. La Organización Mundial de la Salud estima que, en los países desarrollados, los factores medioambientales son la causa de entre el 1 y el 5% de las enfermedades más graves.

Los profesores John A. Newby y Vyvyan Howard, de la Universidad de Liverpool, llevaron a cabo un estudio para confirmar que realmente la calidad del medio ambiente afecta a nuestra salud, además de que una predisposición genética al cáncer, combinada con la contaminación del entorno aumenta el riesgo de padecerlo.

 

La carga de contaminación ambiental se considera el tercer factor, por orden de importancia, en el desarrollo de cáncer de mama, según un estudio de JM Ibarluzea.

La parte más dañina de la contaminación ambiental son los elementos presentes en los pesticidas y plásticos, llamados organoclorinos. Estos productos se pueden acumular en nuestro organismo aumentando el riesgo de desarrollar un cáncer. Los organoclorinos son dañinos incluso encontrándose en concentraciones bajas, sobre todo en el caso de niños y jóvenes, o afectando incluso desde el vientre materno. Además, en el caso del cáncer de mama, pueden pasar décadas entre la aparición del cáncer de mama y la exposición de las madres.

En nuestro país también se ha estudiado la relación entre el factor ambiental y el desarrollo de cáncer. El Centro Nacional de Epistemiología analizó los datos de un millón de muertes por cáncer entre 1989 y 2008 en cada uno de los municipios de España, desvelando que el riesgo de mortalidad por tumores malignos puede variar hasta en un 50% dependiendo de la zona de la pensínsula.

bio_agricultura

Además, en las sociedad no industrializadas el cáncer apenas tiene incidencia, lo que supone que realmente existe un vínculo entre el tipo de vida y la enfermedad.

Aunque la exposición a algunos factores de la contaminación ambiental no puede evitarse en muchas ocasiones y escapan a nuestro control, sí podemos reducir las posibilidades de que nos afecten. Los especialistas optan cada vez más por aconsejar consumir productos biológicos sin pesticidas, reducir el uso de plásticos para envasar los alimentos, lavar o incluso pelar los vegetales, etc.

A pesar de todo, es importante señalar que ninguna de estas causas es determinante por sí sola, sino que es la combinación de éstas con la predisposición genética lo que definirá el riesgo de desarrollar cáncer.

Si tienes cualquier duda o quieres comentar tu caso, ponte en contacto con nosotros a través del formulario de consulta.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

error: El contenido está protegido