Reducir el riesgo de padecer cáncer

Los expertos afirman que la incidencia del cáncer de mama aumenta un 1-2% al año, además de afectar cada vez a mujeres más jóvenes (en España, un tercio de las mujeres diagnosticadas es menor de 45 años). A pesar de que continúa aumentando la supervivencia de las pacientes, no debemos olvidar las revisiones anuales, además de una serie de factores que parecen ayudar a reducir el riesgo:

  • Alimentación y Descanso

    La vitamina B6 (pescado azul, cereales integrales, etc.) o el ácido fólico (frutos secos, legumbres, etc.) presentes en muchos alimentos de la dieta mediterránea, también parecen disminuir el riesgo de cáncer.

    Cuantas menos horas de sueño, menor cantidad de melotonina segrega nuestro cuerpo. Esta hormona, de propiedades anticancerígenas, es capaz de inhibir los estrógenos, que son las hormonas femeninas relacionadas con la enfermedad.

  • Realizar ejercicio

    Sobre todo las actividades más intensas y aeróbicas, como correr, puede reducir el riesgo en un 25%. Pero tampoco es necesario, esto, según un estudio de la Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention, caminar una hora al día, lo reduce en un 14%.

  • Control del peso

    La incidencia de cáncer se duplica en mujeres con altas cantidades de ácidos grasos en sangre. Esto se puede evitar reduciendo el consumo de grasas presentes en los alimentos procesados.

    Además, el exceso de grasa corporal provoca la producción y concentración de estrógenos.

  • Evitar alcohol y Tabaco/h2>
    Consumir al menos una bebida alcohólica al día puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de mama. Además, según un estudio de la revista Journal of the Nacional Center Institute, este riesgo aumenta hasta en un 34% si esto sucede antes del primer embarazo.

    Consumir más de una cajetilla de tabaco al mes, hacerlo desde antes de los 20 años o fumar durante, al menos, 5 años antes del primer embarazo, son factores que pueden aumentar el riesgo un 29%.
    Pero, además, fumar un paquete diario entre los 20 y los 44 años durante, al menos, 10 años, aumenta el riesgo de padecer cáncer de pecho en un 60%.

  • Evitar la maternidad tardía

    La AECC advierte de que, con el retraso de la maternidad más allá de los 35 años, el riesgo de padecer este tumor es 1,6 veces mayor que si se da entre los 26 ó 27 años. Además, para algunos expertos, a partir de los 30 años, se anula el efecto protector que tiene el embarazo contra el cáncer.

  • Dar el pecho de forma continuada

    Según la Asociación Americana de Ginecología y Obstetricia, el riesgo de desarrollar un cáncer de mama se reduce con la prolongación de la lactancia materna.

1 Comentarios

  1. Pingback: NUEVO BLOG DE MICROPIGMENTACION ONCOLOGICA - Micropigmentación

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

error: El contenido está protegido